Brrr… las temperaturas cayeron en todo el país y entramos en la discordia de ponernos abrigo o una cobija para salir. En el invierno es común frustrarse un poco por encontrar el equilibrio entre abrigarte bien pero seguir luciendo a la moda o con estilo, nuestro truco para lograrlo es ayudarnos de una bufanda gigante.

Si bien la bufanda extra grande no es una cobija, si cumple una función parecida, que es resguardar tu pecho y cuello del frío y del viento, algo clave para mantenerte calientita y evitar cualquier resfrío. Usar una bufanda tan grande no es tan difícil como parece, es cuestión de “dejarla ser” la cereza en el pastel, la prenda más importante, que luzca y se vea con propósito. Te comparto algunos tips de cómo combinar este invierno una bufanda grande.

GALERÍA:

Más básicos:

Fotos vía Pinterest