Cómo empacar para un viaje largo

Como voy por más de quince días ya se puede considerar que se trata de un viaje largo, así que aproveché la ocasión para compartirte algunos consejos de cómo empacar sin tener que llevar todo tu clóset o cosas de más.

Enlista todo lo que tienes o quieres llevar

Primero lo primero, antes de que empieces a echar cosas en tu maleta haz una lista, investiga cómo estará el clima en el lugar a donde irás y que actividades tendrás. Si tienes conocidos en la ciudad puedes preguntar qué te recomiendan llevar o evitar, a veces es más fácil decirte que no necesitarás. Yo soy una maniaca de hacer listas para todo y la verdad es que me funciona, porque mientras voy recolectando todo lo que quiero llevar, o a la hora de meterlo a la maleta, puedo ir tachando lo que ya está hecho, así no se me olvida nada.

Elige una paleta de colores

La ropa es el tema más delicado en especial si se trata de mujeres ¿por qué? Porque queremos vernos bien (y salir súper estileras en las fotos ¡ja!), la mayoría piensa que esto va relacionado con la cantidad de ropa que llevas, pero en mi opinión no es así. Mi truco es seleccionar una paleta de colores para el viaje, de esta forma habrá prendas que combinan múltiples veces entre sí, lo que te permite llevar menos ropa.

Para este viaje elegí una paleta de colores con blanco, negro, rosa, gris y denim, llevo exactamente los cambios que necesito considerando combinar más de una ocasión la misma prenda inferior, osea pantalones, shorts, faldas y leggings; así me veré diferente todos los días en la parte superior, pero reduciendo en casi un 30% la cantidad de ropa que tendría que llevar si empacara prendas inferiores diferentes para cada día.

Con respecto a chamarras y suéteres elegí cuatro que pueda repetir con todos los atuendos: un suéter gris, un suéter negro, saco tipo boyfriend negro y una chamarra faux leather, son básicos y son prendas con las que me siento muy familiarizada como para combinarlas y sacarles el máximo provecho.

Cómo empacar para un viaje largo

¡Repite zapatos!

A pesar de que me encanta usar zapatos diferentes todos los días, cuando voy de viaje ésta es la parte que sacrifico más, los zapatos son lo más aparatoso para empacar así que opto por llevar zapatos que puedan usarse con la mayoría de los atuendos. La paleta de colores ayuda mucho a esto, en esta ocasión llevo sólo zapatos negros: unas sandalias, unas flats con punta en pico y unos botines, así tendré variedad si el clima o las actividades del día ameritan un cambio de zapatos.

Los zapatos más toscos que llevo son mis tenis para correr por lo cual me los llevaré puestos, además de que para el ajetreo de los aeropuertos me resultarán súper cómodos, evitaré utilizar espacio valioso en la maleta. Como voy a una ciudad donde me transportaré la mayor parte del tiempo caminando (extraño enormemente esto de cuando vivía en España) decidí no llevar zapatos de tacón, en caso de que llegue a necesitarlos por X o Y razón tendré que comprar unos, ¿vieron que trucha soy?

Haz tu maleta con tiempo

Este es un consejo que varias veces olvido aplicar yo misma, trata de no empacar el mismo día que viajas, por las prisas es más probable que olvides algo. Lo que me gusta adelantar antes de comenzar a hacer la maleta es preparar la ropa que me gustaría llevarme, la voy colgando en un extremo del clóset para separarla poco a poco durante los días anteriores al viaje, ya al momento de preparar maleta voy seleccionando que sí y que no de ese pequeño apartado, en lugar de comenzar desde cero con todo el clóset de posibilidades, lo que me tomaría muchísimo más tiempo.

Esenciales de viaje

Hay cosas sin las que yo no puedo viajar, supongo que tu también tienes las tuyas, mi maleta de mano o bolso siempre incluye mi pasaporte y visas (suena obvio pero me es más fácil de lo que imaginas olvidarlos), un perfume en versión de viaje (me gusta oler rico cuando llego a mi destino), un bálsamo para labios, crema para las manos, corrector (porque me salen unas ojeras horribles cuando tengo que madrugar para viajar), audífonos, mentas, cámara de fotos, mini bolsos en color brillante que uso para agrupar todo dentro de mis maletas o bolsos (no hay nada peor que llevar todo regado por dentro y tardar mil años en sacar algo), un libro (aún no sé cual llevaré a este viaje) y una revista (porque no siempre tengo ganas de leer, sino de hojear imágenes).

Cómo empacar para un viaje largo

¿Qué sí llevar de más?

Hay ciertas cosas que es válido llevar de más a un viaje, por ejemplo ropa interior y calcetines, medicinas si sabes que padeces de algo (yo llevo para mis alergias), un cambio completo de ropa en tu maleta de mano por si llega a ofrecerse, y un traje de baño a pesar de que no consideres que no lo necesitas, no ocupa mucho espacio y lo tendrás a la mano si alguna aventura se presenta.

Esa

Digital Content Planner para marcas de belleza y lujo. Cofundadora y Editor en jefe de Fashion Blog México. Mi especialidad son los proyectos DIY, los tips de moda y tutoriales de belleza paso a paso.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.