como cuidar la piel de tu cuello

Hace unos días, mientras comía al lado de mi abuelita, ella me platicaba que pronto cumpliría 79 años, tomándome de las manos y apreciando lo lisitas que están en comparación de las suyas me comentó lo extraño que es cuando empiezas a envejecer y lo notas en tu piel. Sin querer hacerla sentir mal, no comenté nada, simplemente la observé detenidamente y pensando en mi futuro, no pude evitar preocuparme por mi cuello. Al verle el rostro me di cuenta que los cambios son los que ya sabemos, y hasta prevenimos desde cierta edad, pero, al bajar mi mirada a su cuello, sólo pude pensar, ¿eso me va a pasar a mi? ¡no quiero!

La piel del cuello es definitivamente una parte que todas descuidamos, compramos cremas especializadas para nuestro tipo de piel en el rostro, aplicamos bloqueador constantemente e intentamos aplicar toda mascarilla posible para ayudarnos a lucir más frescas y radiantes, pero ¿y el pobre cuello quién lo pela?

¿Por qué debo de cuidar la piel de mi cuello?

Esta zona es súper delicada, al igual que el rostro, está expuesta al sol constantemente y a materiales que la van lastimando como accesorios y telas que nos provocan irritación, además de esto, esta piel es súper delgadita, casi no segrega aceites naturales como la cara, por lo que necesita aún más humectación, el error más grande es detener tu aplicación de crema hasta el borde de la barbilla ¿culpable? Por estas razones es que el cuello comienza a dar señas de envejecimiento, y entre menos hayas cuidado de él, más temprano la notarás. Olvídate de la papada por la que te preocupas salga en las fotos, cuando seas señora, la piel colgará naturalmente creando aún más impacto que cualquier papada que te pueda molestar ahorita.

¿Cómo cuido la piel de mi cuello?

Además de un cuello sin tonificación, se comienzan a formar manchitas en este mismo, evidenciando el daño que los rayos solares hicieron durante todos los años en los cuales no te preocupaste por aplicar proyector, entonces, ahí tenemos el primer paso: ¡aplica bloqueador! si ya tienes la costumbre de aplicarlo en tu rostro, ¡maravilloso! ahora sólo acostúmbrate a no detenerte en la barbilla y bajar hasta tu pecho, ¿Quién quiere un pecho con arrugitas? nadie.

Algo que sospecho, es que si usas maquillaje es posible que lo extiendas hasta la mitad de tu cuello para no parecer payasito, ¿verdad? una cosa que hay remarcar es que es de suma importancia que al momento de retirar la base, también laves bien tu cuello, sea cual sea el producto que uses para hacerlo en tu rostro, la piel del cuello necesita limpiarse de la misma manera. Existen cremas especiales para la piel de esta zona, estas son más pesadas y contienen posiblemente más aceites que un humectante normal, pero, si no estás del todo convencida en invertir en este tipo de producto, mínimo asegurate de usar los mismos que usas en tu cara, pero en todo tu cuello y pecho.

¿Tu consideras tu cuello dentro de tu rutina de belleza? ¿Qué productos usas para cuidarlo?