Hace unos días, mientras comía al lado de mi abuelita, ella me platicaba que pronto cumpliría 79 años, tomándome de las manos y apreciando lo lisitas que están en comparación de las suyas me comentó lo extraño que es cuando empiezas a envejecer y lo notas en tu piel. Sin querer hacerla sentir mal, no […]

Leer este post >