No tengo novio y es San Valentín

Llegó el día, esta fecha solía ser mi celebración favorita de todas, contaba los días para que llegara San Valentín, planeaba con anticipación los regalos que iba a dar, escribía todas las tarjetas, cartas ñoñas y compraba los materiales para hacer paletas o brownies para mis amigas de la escuela. Solía ser tan feliz en esta fecha, y hoy me pregunto a mi misma ¿qué me pasó? Sólo puedo llegar a una conclusión: me quedé sin novio.

Si lo pienso más a fondo, no debería tener nada que ver, por que incluso antes de tener una relación formal el día del amor y la amistad era mi favorito; en la secundaria y prepa planeábamos la celebración en la escuela, salíamos a comer o cenar y recibíamos detalles de un amigo secreto, cartas, globos y chocolates por doquier, convivencia y un pretexto para comer todo el día, vestir de rosa; todo era perfecto hasta que entré y salí de una relación.

¡Malditos sean los hombres! Supongo que cuando te rompen el corazón al mismo tiempo te rompen todas las ilusiones y emociones que van alrededor de una relación, por lo que a pesar de ya no sufrir por aquel chavo, igual no me siento en el mood romántico. ¡Qué desgraciado! Se llevó mis ganas de celebrar el amor.

No tengo novio y es San Valentín

¿Qué hacer en San Valentín si no tienes novio?

Durante el fin de semana decidí que no por no tener novio me voy a deprimir innecesariamente, después de todo es un día perfecto para dar amor; pero no tiene que ser a terceras personas, ¿por qué no darnos amor a nosotros mismos? La verdad está cañón darte tiempo para ti en esta vida tan agitada que todos tenemos. A mi se me olvida consentirme, así que quiero aprovechar el día del amor para amarme a mi misma y pasar tiempo conmigo, a solas.

Tengo unas cuantas amigas solteronas igual que yo, pero aquí entre nos no se me antoja pasarla con ellas, eso lo puedo hacer el fin de semana. Este año el 14 de febrero cae en martes, así que es un día tranquilo y perfecto para no hacer nada que me comprometa a ver a otras personas.

Mi top 3 de planes para pasarla sola en San Valentín:

  • Cita en el spa: masaje, facial manicure, pedicure o todos. Si no te alcanza la quincena puedes hacerlo en casa, te recomiendo las mascarillas hidratantes que venden en Sally por menos de $50 pesos, te sentirás como que saliste de un facial de $1000.
  • Netflix & wine: pon esa película que siempre has querido ver y sírvete un copa de vino o tu veneno favorito, puedes ser tan morbosa, ñoña o atrevida como quieras porque nadie la verá contigo y guardaré tu secreto.
  • Limpia de clóset: aprovecha la noche para desechar lo que ya no usas e inventar nuevas formas de usar tu ropa, es ideal si quieres cambiar tu estilo. ¿Qué mejor para encontrar el amor que reinventarte?