Un director con mucho estilo: Tom Ford

Las estrellas no sólo brillan en Hollywood: la constelación de famosos es cada vez más amplia y en ella tienen cabida deportistas, músicos, diseñadores, chefs, youtubers, instagramers, y tantos otros perfiles. Las líneas entre estos distintos campos, que en el mundo en el cual vivimos pueden ser una catapulta hacia el éxito, en muchas ocasiones son difusas y cada vez es más común encontrarse con actores que son músicos, que son escritores, que son cocineros. Dentro de esta tendencia podemos citar a más de un ejemplo, como George Clooney que también era jugador de béisbol, Angelina Jolie, que es enviada especial de las Naciones Unidas, Benedict Cumberbatch que pintaba óleos o, para lo que nos concierne, Tom Ford, el diseñador que dirige películas.

Un director con mucho estilo: Tom Ford
Fuente: Wikimedia

Escalando hacia la fama

En 1990, la marca Gucci estaba al borde de la quiebra. Buscando renovar su imagen y retomar su lugar en el mercado de la alta moda, la firma de lujo italiana contrató a Tom Ford. A pesar de tener un título de arquitecto, el polifacético americano había conseguido ir haciéndose un hueco en la competitiva industria de la moda y eso lo llevó a convertirse en el director creativo del pret-a-porter femenino de Gucci. Al poco tiempo ya se encargaba de diseñar la gama de hombre y también los zapatos. De la mano de Mario Testino, Ford se elaboró exitosas campañas de rebranding y la gente volvió a tener ganas de vestirse de Gucci. En 1999, cuando la firma adquirió YSL, el diseñador americano tomó el mando de la dirección creativa de esta mítica marca, no sin enfrentarse en su nuevo rol a una serie de conflictos con su fundador, el cual al parecer no apreciaba mucho a Ford. En 2006 decidió desvincularse de Gucci y fundó su propia línea homónima. Ese mismo año, el diseñador, que se había ido convirtiendo en el preferido de las estrellas de Hollywood, fue fotografiado por Annie Leibovitz para la portada de Vanity Fair. La imagen era el fiel retrato del lugar en el cual se encontraba: en la foto se está completamente vestido junto a Scarlett Johansson y Kiera Knightley, que están desnudas. Con premios, altas ventas, amigos influyentes y un estilo único, el mundo estaba a sus pies.

De la pasarela a la alfombra roja

Un director con mucho estilo: Tom Ford
Fuente: Wikimedia

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro y Ford pasó por una temporada difícil en la cual tuvo que luchar con el consumo de alcohol y la depresión. Fue en aquellos tiempos que encontró un nuevo camino, quizás a partir de la sensación que él mismo expresó hace poco, “la moda se va muy rápido, las películas duran para siempre”. Así, uno de los diseñadores de moda más famosos del mundo se convirtió en director de cine. Su primera película, Un hombre soltero, protagonizada por Colin Firth, le ganó una serie de nominaciones a los Oscar y los premios Bafta. Trasladando su buen gusto y experiencia adquirida en dirección creativa a la pantalla, Tom Ford había encontrado un camino alternativo de expresión. Y como era lógico, siguió andando por él. Este año se estrena su segunda película, Animales Nocturnos, que ya en Cannes obtuvo una mítica acogida con ovaciones que duraron casi diez minutos.

Entre dos aguas

A caballo entre festivales de cine y semanas de la moda, Tom Ford ha conseguido brillar en los dos campos. De hecho, a principios de septiembre, con más de una una estrella de cine como invitada, lanzó su colección de otoño/invierno en el Fashion Week de Nueva York.

Un director con mucho estilo: Tom Ford
Fuente: Wikimedia

Jolie, Clooney, Cumberbatch, Depp… la lista de famosos talentos que tienen más de una habilidad es larga y sorprendente, además de que abarca capacidades de todo tipo. Por ejemplo, la también diseñadora de moda sueca Diana Svensk decidió hace algunos años dedicarse a ser jugadora profesional de cartas y actualmente compite sagradamente los domingos en uno de los torneos más famosos de este campo. Sin dejar de lado a Bob Marley, que además de cantante era jugador de futbol. De hecho, el uniforme de la selección jamaicana en la Copa América fue diseñado por su propia hija.

En todo caso, volviendo al personaje multi-talentoso de esta nota, a sus 55 años, Tom Ford tiene una capacidad única para transmitir con gusto su delicadeza y transgresión en distintos lenguajes. Quizás es cierto eso de que a quien madruga Dios le ayuda, contando con que Ford se levanta cada día alrededor de las 4.30 de la mañana y reconoce que le “encanta ese momento en el cual nadie más está despierto y soy el único, y entonces puedo ir cobrando vida lentamente.” Para nuestro deleite visual, esperamos que siga haciéndolo durante mucho tiempo más.

FashionBlogMexico

Blog de moda y belleza escrito por Esa, Pau y varios colaboradores, acerca de tendencias, consejos e ideas de cómo vivir la moda internacional en la realidad.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.