the neon demon

Se acerca febrero, una época que me encanta. Ferias, nuevas exposiciones, el clima cambiante, entre frío – calor… Un mes puro, en el que se percibe también un vaivén de emociones. Y por ello en un preámbulo para recibirlo preparé una entrada dedicada al amor propio. Desde hace unos días vi en cartelera una película que llamó por completo mi atención “The neon demon”, al principio pensé que era una historia de modelos, su mundo, problemas que como en todas las carreras con excesos y exigencia existen y que seguro como trasfondo tenía una historia atrayente al verla tan bien calificada entre críticas y por opiniones de amigos cercanos.

The Neon Demon

the neon demon

La fotografía, la música e incluso los titulares no hicieron más que hacerme ruido en la cabeza de que era una producción que no podía perderme y ayer por la noche por fin pude verla y sólo puedo decir: DEBEN DE verla. Para empezar, sea solas o acompañadas la experiencia que ocasiona una película que te atrapa con su música, los efectos, te envuelve en una atmósfera de “ruido visual” y lleva por un viaje de emociones es lo que la hace pasar un gran momento. La oda a las pasarelas y a dedicarse al modelaje es la primicia de esta película en la que el amor propio y las ganas de ser alguien reconocido en un mundo aparentemente frío y sin sentimientos la hace atractiva y sugerente a la vez.

the neon demon

La fotografía y estética de la imagen es bellísima, poética, crea unos cuadros de ensueño que al combinarse con un soundtrack lleno de fuertes ritmos y acordes que van al compás del minimalismo y el uso de luces neón hacen una escena nostálgica, hermosamente fría y con ganas a la vez, de salir corriendo de la sala. Se preguntarán y ¿Qué conexión tiene esto con el amor? Mucha. Decidí escribir sobre esas películas que nos hacen voltear a ver hasta dónde somos capaces de hacer las cosas por lo que soñamos, por anhelos a los que les inyectamos amor, amistad, pasión y compromiso al grado de terminar en la peor de las situaciones. Disfruté, sufrí, me encantó y creo que como acto que te saque del confort y en el que te demuestres mucho amor o lo compartas, aproveches el buen cine, el tiempo de calidad invertido en gozar de una tarde de películas y en que éstas te inspiren a más.

Feliz inicio de un mes con mucho amor ♥♥♥