Durante mi viaje a Guadalajara tuve el gustazo de conocer a Ana, del blog Qué con qué, ella entre muchas otras cosas cool se dedica al estilismo, y como “sin querer” (ejem ejem, plan con maña) quedamos de vernos en un café en Andares, pues comprar poquito fue inevitable. La verdad es que yo no iba realmente en ese plan, pero platicando con ella acerca de mis traumas por algunas prendas que me gustan pero no me favorecen, y mi fallida búsqueda por un pantalón de vestir negro que no fuera “doño”, Ana me compartió tips valiosísimos y ¿qué creen? En menos de una hora ya había comprado unos pantalones de vestir.

Básicos: Pantalón de vestir oscuro

Semiformal, formal y casual.

Un pantalón de vestir oscuro es una pieza básica, porque la puedes combinar con muchísimas blusas, camisetas y accesorios para hacerlos lucir diferente, te sirve como base para comenzar a crear un atuendo; puedes llevarlos a la oficina con una blusa de vestir si tienes una reunión muy formal, con camiseta y un collar statement si quieres bajarles el tono, o con un saco sin blusa abajo si quieres sacar a tu Serena Van Der Woodsen interior.

Te comparto mi moodboard de inspiración sobre cómo combinar unos pantalones de vestir, la clave está en que sean de tu talla, ni más chicos ni más grandes, del largo correcto, no deben llegar al suelo ni más arriba de tus tobillos (a menos de que intencionalmente sea lo que buscas), y que sean de un corte que favorezca a tu figura, sobre este punto puedes consultar a Ana.

GALERÍA:

Más básicos:

Fotos vía Pinterest